• Foto Caracol TV

En las calles de Colombia... La lucha por la soberanía de un pueblo ansioso de paz

Actualizado: hace 4 días

Video del comunicado

Las mujeres, tejedoras de paz, guardianas de la vida, estamos de luto pero no en silencio…en Colombia están asesinando en las calles, ala voz de un pueblo que no aguanta más tanta miseria, descaro y corrupción. Laprotesta a pesar de los altos índices de contaminación por la pandemia COVID19 país en las calles es una expresión delhartazgo que se tiene frente a la indolencia de una clase gobernante, de terratenientes,de militares y de un sector empresarial que solo tienen interés en el lucro personal sin tener en cuenta las necesidades de cientos de miles de personas cada vez más empobrecidas.

Desde el 28 de abril, día que se iniciaron las protestas, hasta el 5 de mayo, según el reporte de la ONG Temblores, recibimos un dramático balance de 1708 casos de violencia policial, 37 muertos, 312 intervenciones violentas en el marco de las protestas pacíficas, 110 casos de disparo de arma de fuego por parte de la policia, 222 victimas de violencia física, 22 personas con lesiones oculares, 10 victimas de violencia sexual y basadas en género por parte de la policia y al menos 831 detenciones arbitrarias. Además hay más de 56 personas desaparecidas en el contexto de las movilizaciones y 42 agresiones intencionales a defensoras/es de DDHH y reporteras/os. Desconocemos las cifras hasta el día de hoy, pero seguramente han aumentado, debido a que se está viviendo una guerra total contra la ciudadanía principalmente en la ciudad de Cali, pero también en otras ciudades como Medellín y Bogotá.

Las reivindicaciones en este Paro Nacional vienen ya planteadas desde las grandes movilizaciones del 2019, que se habían frenado por la aparición de la pandemia y que en ningún momento han sido atendidas por el gobierno, a pesar de que se había comprometido a hacerlo. La presentación de una reforma tributaria desfavorable para la clase media y asalariada en medio de la pandemia ha sido el primer motivo por el que la ciudadanía salió a las calles. Pero el Comité del Paro ha manifestado que, a pesar de haberse retirado la propuesta de la reforma fiscal que lesionaba aún más a las clases más desprotegidas, sigue en la movilización nacional. Los objetivos que se plantean son:

“El Comité Nacional de Paro manifiesta su decisión de seguir en el paro y la movilización nacional, levantando como objetivos centrales para este momento:- Garantías y libertades democráticas: garantías constitucionales a la movilización y a la protesta- La desmilitarización de las ciudades - Cese de las masacres y castigo a los responsables.- Desmonte del ESMAD- Negociación con el Comité Nacional de Paro del pliego de emergencia, así resumido:

1. Retiro del proyecto de ley 010 de Salud y fortalecimiento de una masiva vacunación.

2. Renta básica de, por lo menos, un salario mínimo legal mensual

3. Defensa de la producción nacional agropecuaria, industrial, artesanal, campesina. Subsidio a las PYMES y empleo con derechos y una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria.

4. Educación gratuita y no a la alternancia de horarios de presencia y/o asistencia de los en las instituciones educativas.

5. No discriminación de género ni por identidad sexual y étnica.

6. No privatizaciones. Derogatoria del decreto 1174.

7. Detener las erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y aspersiones aéreas de glifosato.

Ante la cooptación de las instituciones de control político del Estado y sin tener vías confiables para acudir a ellas al interior del país, solicitamos la solidaridad de los pueblos para que se rechace de forma explícita la agresión por parte del ESMAD, la Policía Nacional y del Ejército Colombiano. Igualmente creemos que un gobierno que no garantiza los derechos fundamentales de su pueblo debe irse y dejar el espacio para que se construya una nueva gobernabilidad en el país. Como están las cosas en este momento, el gobierno de Duque perdió toda su legitimidad.

El pueblo colombiano requiere con urgencia el apoyo de la comunidad internacional para frenar este baño de sangre, si no se manifiesta esta comunidad tan atenta contra nuestro país vecino, serán cómplices de todo esto. Si bien la ONU y la Unión Europea se han pronunciado, las exigencias al gobierno no son suficientemente contundentes para las actuales circunstancias. ¿Dónde están los pronunciamientos de la OEA y de EE. UU.? A pesar de la crisis humanitaria que vive el país con el asesinato de más de 1000 líderes sociales durante el gobierno de Duque y de 250 firmantes de la Paz de las FARC, no hay pronunciamientos ni condicionamientos de sus relaciones diplomáticas.

Rechazamos las violencias y la guerra, hacemos un llamado a la Palabra, a construir consensos y a la escucha.




139 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo